11/10/2014

Cada cual tiene la edad de sus emociones. (Anatole France)

¡Adoro ser mujer!
No siempre fue así. Hubo un tiempo en el que solo le veía el lado negativo, las desventajas, las supuestas inconveniencias muchas veces impuestas por la sociedad en la que vivimos.
Hoy ya no me siento así. Hace tiempo que no le veo un lado tan negativo, me cuesta ver las desventajas y casí he olvidado todas las incoveniencias. Hoy me encanta ser mujer. Me siento afortunada de serlo, por muchas y muy variadas razones.
Me gusta ser mujer porque me da la posibilidad de ser madre, ningún milagro es comparable. Me gusta ser mujer porque rezumamos sensibilidad por cada poro de nuestra piel; cosa que a veces duele, pero es maravillosa. Nuestra sensibilidad nos hace ver dónde otros no ven, nos descubre magia donde otros no ven más que normalidad, nos hace soñar sólo con el roze de una caricia.
Me gusta ser mujer porque podemos sentirnos princesas sólo con unos tacones y una falda de tul. Porque podemos sentirnos reinas en una bañera con olor lavanda. Porque podemos llorar y sentirnos tristísimas viéndo una pelicula, sin que nuestro acompañante llegue a sospechar que nos parece la más romántica del mundo.
Me gusta ser mujer porque nuestro cuerpo es suave, cálido y con curvas redondas para acoger bebés, o a nuestra madre olvidadiza, o a nuestro amor de juventud a cualquier edad. Porque nuestro cuerpo genera alimento, derrama vida, lágrimas o risas según veamos la necesidad.
Me gusta ser mujer porque soy un misterio para ellos. Jamás podrán sospechar porque tenemos la capacidad de reir y llorar al mismo tiempo, de odiarle y amarle hasta la locura en las mismas 24 horas. Porque ignoran que podemos sentirnos nostálgicas y meláncolicas y sin salir de la habitación, en el mismo segundo avalanzarnos apasionadamente hacia él, desesperadas, escapandonos la vida si no lo logramos.
Me gusta ser mujer por indescifrable, por caprichosa de mimos, por golosa de amores, por corazón grande, lleno pero siempre libre para acoger otra pasión.
Me gusta ser mujer a pesar de la edad, los kilos, la gordura, las arrugas, los cambios de humor... y por muchisímas cosas más...
Admiro la mujer que ya ha recorrido la mayoría del camino y conserva toda la mágia de ser mujer.
Este es mi homenaje a ellas. A todas. Todas distintas. Todas maravillosas, ¡Admirádlas, son mágicas! <3




















































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada